Una Historia de Amor

 

La historia de Adriana y Josué…

Una historia de amor

Adriana y Josué comenzaron como dos buenos amigos en su Congregación desde que tenían dieciséis años; servían juntos en varios Ministerios y eso hacia que su amistad se fortaleciera.

Con el transcurrir de los meses y años nació en ellos un interés mutuo del uno hacia el otro, se gustaban y compartían muchas cosas en común. Entonces en secreto cada uno por su parte comenzó a orar a Dios, consultándole si eran el uno para el otro, si era su voluntad que así fuese.

Pasaban horas riendo, divirtiéndose en el Señor, haciendo su obra de una manera excelente, dando todo de ellos, haciendo de su tiempo de soltería algo inolvidable.

Cuando pasaron dos años los dos se atrevieron a hablar del tema, ellos habían orado a Dios por mas de un año pidiendo dirección y veían como todo iba viento en popa, hablaron sobre el asunto y los dos coincidieron en que se gustaban en todo sentido, pero al mismo tiempo se dieron cuenta que con dieciocho años no era una edad lo suficientemente correcta como para entablar un noviazgo serio y con intenciones a futuro de casarse, por lo que juntos hicieron una promesa de guardarse el uno para el otro, de guardar sus corazones el uno para el otro y que dentro de unos años cuando estuvieran cerca de terminar su carrera universitaria entablarían ese noviazgo que tanto anhelaban.

Ellos hablaron cada uno con sus padres sobre esta promesa y de cómo iban a seguir con una amistad romántica, también dieron parte a su pastor sobre este asunto y el pastor no tuvo mas que felicitar y respaldar su sabia decisión.

Los años fueron pasaron rápidamente, mientras Adriana y Josué mantenían una amistad romántica que no sobrepasaba ningún limite, no habían besos o caricias fuera de lugar, habían un enorme respeto mutuo y aunque en ocasiones se sentían anticuados frente a la presión de los demás, ellos respetaron cada día de su soltería aquella promesa que habían hecho.

Para muchos lo de Adriana y Josué era exagerado, pero para ellos era lo indicado y Dios estaba respaldando esa decisión de fidelidad, respeto, pero sobre todo verdadero amor. Porque amor verdadero no se traduce en besos, caricias, abrazos o sexo. El amor verdadero es una decisión que tiene que ver con respeto, bienestar, compresión, y amor sincero sin malicia o mala intención.

Cuando Adriana y Josué tenían 23 años comenzaron formalmente su noviazgo, estaban a un poco mas de un año de terminar su carrera universitaria, los padres de cada uno estaban felices de ver como entre ellos existía un amor verdadero, sus pastores estaban orgullosos del ejemplo que ellos habían dado.

Fueron novios casi tres años, pues antes de cumplirse el tercero ellos se casaron, ya se habían graduado de la universidad, los dos eran profesionales y tenían un buen empleo y muy estable.

El día de su boda fue una fiesta de amor, porque una historia de verdadero amor se había escrito entre ellos y aunque muchos en el caminar no entendieron su decisión, ellos fueron fieles a la promesa que se hicieron y sobre todo fieles a Dios en todo, el vestido blanco de Adriana era el símbolo perfecto del amor que entre ellos existía.

Ahora ellos son plenamente felices, sirven en su Iglesia ministrando y guiando a los jóvenes, tienen una hermosa bebe de un año fruto de un amor verdadero, sin duda Dios los bendijo de una manera hermosa, dándoles una felicidad plena como consecuencia de su valiente decisión de guardarse y ser fieles a Dios en todo, se aman como pocos realmente se aman, se les puede ver en sus ojos cada vez que se miran cómo ese amor se transmite entre ellos.

La historia de Adriana y Josué para muchos puede parecer exagerada, pero realmente no lo es. Muchos hoy en día lejos de parecer un noviazgo parecen un matrimonio, hay demasiado irrespeto, ¿Quién dijo que el amor se transmite a través de besos, caricias o sexo?, El verdadero amor tiene que ver con dejar a un lado mis intereses para velar por los intereses de la otra persona.

La amistad romántica es una hermosa opción de fidelidad y santidad, ser amigos románticos es haber hecho una promesa de guardarse el uno para el otro, mientras tanto son excelentes amigos con un tinte de romanticismo que se refleja a través de detalles pequeños que demuestran el amor que se siente entre el uno y el otro, sin necesidad de llegar al contacto físico de besos o caricias.

La Biblia dice: “El que ama tiene paciencia en todo, y siempre es amable. El que ama no es envidioso, ni se cree más que nadie. No es orgulloso. No es grosero ni egoísta. No se enoja por cualquier cosa. No se pasa la vida recordando lo malo que otros le han hecho. No aplaude a los malvados, sino a los que hablan con la verdad. El que ama es capaz de aguantarlo todo, de creerlo todo, de esperarlo todo, de soportarlo todo.” 1 Corintios 13:4-7 (Traducción en lenguaje actual). Partiendo de lo escrito en la Biblia, ¿Cuánto realmente amamos?, ¿Estás dispuesto a esperar? Porque si lo estás, entonces verdaderamente amas.

La Biblia dice: “En esta vida todo tiene su momento; hay un tiempo para todo” Eclesiastés 3:1 (Traducción en lenguaje actual). ¿Por qué desesperarse?, ¿Por qué adelantarse?, ¿Por qué querer hacer cosas en el noviazgo que las podrás disfrutar en el matrimonio bajo la cobertura de Dios?, Chicas y Chicos, si realmente te aman, estarán dispuesto a esperarte, a respetarte, a respaldarte en tu deseo de ser fiel a Dios, si alguien no te quiere esperar, no te respeta y no te respalda en ese deseo de agradar a Dios, entonces esa persona simplemente no te ama, sino que busca de ti algo que al encontrarlo te dejara después de un tiempo.

Amados Solteros y Solteras, aprendan a diferenciar entre el verdadero amor y el que no lo es, no presten sus sentimientos ni emociones, no dejen que alguien juegue con su corazón, si realmente quieren hacer las cosas bien hagan pactos de pureza con Dios y si la otra persona esta de acuerdo, entonces ten por seguro que esa relación en su tiempo será una hermosa bendición.

Tú también puedes tener tu historia de amor…. 

¡Comienza a escribirla hoy mismo, tomando decisiones determinantes en tu vida!

Autor: Enrique Monterroza 

Escrito el 25 de Octubre de 2012

Escrito originalmente para www.enriquemonterroza.com y www.destellodesugloria.org

Autorizado para publicarse simultáneamente en: www.elnoviazgocristiano.comhttp://reflexionesydevocionales.blogspot.com

NOTA: Todas mis historias son personajes ficticios con un tinte de realidad. Ningún caso real de consejería ha sido expuesto. Toda coincidencia es pura providencia.

Share

Etiquetas: , , , , , , , , ,

 
 

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

5 Comentarios

 
  1. Brenda dice:

    Que historia tan linda, en ella podemos ver la Fidelidad de Dios para con aquellos que lo agradan…

  2. Neto dice:

    Hermano muchas gracias por sus consejos que estoy seguro que Dios lo guia. Actualmete estoy soltero y hoy comienzo un pacto de pureza con Dios y yo se que el mandara la joven para mi. Gracias Dios lo bendiga

  3. Yudelky dice:

    Que linda historia, me parece que es algo que seria increible poder aplicar en especial enseñarles esto a los adolescentes de nuestras iglesias que muchas veces se apresuran demasiado, bella historia, ojala puede pasarme asi algun dia. Bendiciones.

  4. Andrea dice:

    Esta historia es muy bonita, no soy cristiana pero el chico con el que llevo una relación a distancia si lo es. El me ha hablado del hecho de esperar para después en el matrimonio disfrutar mucho mas. En estos momentos estamos pasando por una etapa algo difícil y no porque no nos queramos sino porque el esta lejos y porque el quiere conocer a la mujer que puede llegar a ser su esposa. Yo aun soy muy joven para eso, no he terminado la universidad y necesito tiempo. Quiero aprender a orar porque dios ha sido muy bueno conmigo pero aveces siento que yo no le he respondido de la misma manera. Y ahora siento esa necesidad de aprender a tener fe para así despejar mis dudas y tener mi corazón en paz.

  5. ivan acevedo dice:

    lo que menos nos gusta es esperar y por eso hay malas decisiones

 

Escribe un Comentario

 



XHTML: Puedes usar los siguientes tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>