Archivos con la Etiqueta: Consejos para Jovenes

¿No fue tu año en el amor?

Noviazgo - No fue tu año en el amor

¿No fue tu año en el amor?

“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida”.

Proverbios 4:23

Esta meditación la escribo especialmente para aquellos jóvenes y no tan jóvenes que en algún momento de este año sufrieron una desilusión amorosa.

Para algunos adultos que me leen a lo mejor esta meditación les parecerá innecesaria, pero yo se lo que es anhelar que me hablen acerca de estos temas, es mas cuando me inicie escribiendo temas, solo escribí hacia los jóvenes, pues siento un llamado muy fuerte hacia la juventud, pero últimamente he tratado de orientar todos mis escritos a las personas en general y no solo a los jóvenes, pero en esta ocasión quiero dirigirme a aquellos que aun no están casados y que sufrieron una desilusión este año.

Querido amigo o amiga, déjame decirte que lo que pasaste a lo mejor fue un trago muy amargo y que a lo mejor hoy a pocos días de terminar el año aun no lo has superado, pero en esta hora te quiero decir algunas cosas importantes que debes saber:

Víctima de una Infidelidad

victima de una infidelidad

Víctima de una Infidelidad

Hoy en día hablar de infidelidad, pareciera que es algo normal, nuestra sociedad ha llegado a tal punto de ver esta situación como algo cotidiano, algo que le pasa a todo mundo, y es que estamos perdiendo poco a poco el deseo de agradar a Dios en todo, acostumbrándonos a cosas que no deberían pasar, pero que lastimosamente pasan.

Quizá tu que hoy me lees has sido, estas siendo o serás víctima de una infidelidad amorosa, quizá sentiste que tu vida se vino abajo cuando te enteraste que tu novia o novio te era infiel o peor aun estás viviendo un calvario al saber que esa persona te es infiel, pero que aun sabiendo eso, no puedes dejarlo o dejarla, porque tu “amor” hacia esa persona es más grande que cualquier infidelidad.

Hoy quiero dedicar este artículo a todas las personas que en algún momento de sus vidas fueron, están siendo o serán víctimas de la infidelidad amorosa. Quiero aclarar que en esta ocasión me referiré a la infidelidad en el noviazgo, ya en otra ocasión hablare de la infidelidad en el matrimonio, hoy en especial este artículo es para solteros, personas que aun no se han casado y que han sufrido, están sufriendo o sufrirán de este mal.

Es Tiempo que te Valores

es tiempo que te valores

¡Valórate!

Eres un Príncipe de Dios o Princesa de Dios

“Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios…”

1 Pedro 2:9a

Es triste pero cierto, hay chicos y chicas que en los noviazgos no se están valorando como se tuvieran que valorar. No me refiero a que la otra persona te valore, sino el hecho de valorarse uno mismo.

¿Has visto parejas en donde el chico trata mal a la chica y esta nunca dice nada, ni actúa?, Si, hablo de esas relaciones en las que el chico se cree que tiene la potestad de decir, denigrar y tratar como el quiera a su novia.

También hay parejas de noviazgos en donde la chica trata como quiere al chico y este por su supuesto “amor” hacia ella, permite que eso pase.

¿Tú crees que es la voluntad de Dios que te estén tratando mal?, ¿Todavía crees que eso es amor? ¡Por Favor!, Abre bien los OJOS.

¡Lo eche a perder!

Lo eche a perder

¡Lo eche a perder!

“¡Lo eche a perder!” ¿Alguna vez has escuchado esa frase o similares?, personas que tuvieron “un bonito noviazgo”, pero que por diferentes razones creen que lo echaron a perder.

Un dicho popular dice: “Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”, ¿Será verdad?, creo que todos hemos experimentado situaciones como esas, y si aun eres muy joven y no has experimentado algo como eso, quizá lo experimentes más adelante o pueda que tengas el privilegio de no experimentarlo, será según nuestro accionar.

Y es que es fácil echar a perder una bonita relación, es fácil arruinar algo que a lo mejor nos costó construir que por diferentes motivos entre ellos las emociones desordenadas, echamos a perder algo que no queríamos perder o que nos dimos cuenta que no queríamos perderlo hasta que lo perdimos.

Hoy quiero dedicar este artículo a todas aquellas personas que creen haber arruinado una relación, creen haber echado a perder una bonita relación o que se sienten culpables de haber fracasado en el ámbito sentimental.

¿Estaré hecho para el amor?

Estare hecho para el amor

¿Estaré hecho para el amor?

“Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él”.

Génesis 2:18

Desde hace algunos días Dios había inquietado mi corazón para escribir sobre este tema. Y es que muy seguido he escuchado o leído frases como: “Es que yo no estoy hecho para el amor”, “es que nunca encontrare a la persona ideal para mi”, “en todas mis relaciones me ha ido mal, por eso no creo que algún día me llegue a casar”, “la persona que es para mi quizá ni existe”.

Todas estas frases nacen de la boca de dos clases de personas:

1. Aquella que por motivos diferentes siempre le ha ido mal en todas las relaciones de noviazgo que ha tenido.

2. Aquellos que por razones diferentes o decisión propia nunca han tenido novio o novia.

La verdad es que mi opinión personal es que las únicas personas que han nacido para estar solos son aquellas que tienen el don de continencia.