Archivos con la Etiqueta: Articulos sobre Noviazgo

Cuando tu Noviazgo se convierte en tu vida

Noviazgo-Cuando-tu-noviazgo-se-convierte-en-tu-vida

Cuando tu Noviazgo se convierte en tu vida

¿Conoces personas que eran muy amigos tuyos o que servían muchísimo en su Iglesia mientras fueron solteros y sin compromiso, pero una vez comenzaron un noviazgo no son ni la sombra de lo que en su día fueron?

Hoy quiero dedicar este articulo a todos aquellos que sin darse cuenta convirtieron su Noviazgo en su vida, olvidándose así de todo lo demás, dándole mas importancia al noviazgo que a su vida espiritual, social o familiar.

Cuando no tenias novia o novio

Cuando eras soltero y sin compromiso eras una maravilla, eras amigo de medio mundo, sonreías por doquier, servías en cuanto Ministerio en tu Iglesia te permitieran, eras un ejemplo en muchos aspectos y siempre tenias una palabra especial para tus amigos.

Es cierto que uno de tus anhelos era encontrar a esa persona idónea para ti, esa persona que ibas a amar y quien te iba a amar también, pero no te desesperabas, sabias que llegaría, a su tiempo esa persona iba a ser puesta por Dios en tu vida, por lo tanto te dedicabas a lo que mas amabas, esto es: servirle a Dios.

¿Cuántos amigos y amigas tenias antes de entablar un noviazgo?, con cuantos de esos amigos prometiste nunca cambiar, siempre estar allí, y que pasara lo que pasara siempre iban a ser amigos.

La verdad es que disfrutabas con tus amigos, cada campamento era inolvidable, cada actividad que realizaban era para enmarcarla en un álbum de recuerdos, tus amigos lo eran todos, sonreías con ellos, llorabas con ellos, peleabas con ellos, eran como una familia, ese grupo de amigos especiales que tenias estaban felices de contar contigo.

Te gustaban algunas personas, pero orabas a Dios para no equivocarte, siempre había en ti el deseo de hacer las cosas bien, porque tu mayor anhelo era agradar a Dios en todo.

Noviazgo: ¿Qué es permitido o qué no es permitido?

Noviazgo - Que es permitido o que no es permitido

Noviazgo: ¿Qué es permitido o qué no es permitido?

Hablar siempre de temas sobre noviazgo no es fácil, porque como ya lo he dicho en muchas ocasiones la palabra NOVIAZGO no aparece en la Biblia, pues es un término que nosotros utilizamos para referirnos a la etapa que se da antes del matrimonio.

Ya lo he mencionado en otras ocasiones que lo que en el tiempo antiguo o la cultura hebrea se daba era DESPOSORIOS. Era el hecho de que el hombre pedía la mano de su amada cuando ya estaba listo para casarse, es decir no existía una etapa de noviazgo con besos, abrazos y más antes de casarse, sino que todo eso se daba luego de contraer matrimonio. ¿Podríamos nosotros igualar esas actitudes?, nuestra cultura es diferente en ese sentido y hemos inventado la etapa de NOVIAZGO para conocer a esa persona durante un tiempo antes de decidir casarnos.

No soy partidario de noviazgos demasiados jóvenes porque considero que difícilmente llegaran al matrimonio, la mayoría de noviazgos menores de 18 años no terminan casándose y son etapas perdidas que solo sirven para dañarse, acomplejarse y endurecer su corazón para futuras relaciones.

Siempre he recomendado que la mejor edad o etapa para poder entablar un noviazgo es cuando se tienen de 21 a 23 años en donde se está próximo a graduarse de la universidad o donde ya tiene un trabajo estable que respalde sus planes serios de formalizar una relación contrayendo matrimonio.

Ahora bien, hoy quiero escribir un poco sobre lo que en esa etapa que nosotros llamamos NOVIAZGO se debería permitir y qué cosas no se deberían hacer.

¡Lo eche a perder!

Lo eche a perder

¡Lo eche a perder!

“¡Lo eche a perder!” ¿Alguna vez has escuchado esa frase o similares?, personas que tuvieron “un bonito noviazgo”, pero que por diferentes razones creen que lo echaron a perder.

Un dicho popular dice: “Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”, ¿Será verdad?, creo que todos hemos experimentado situaciones como esas, y si aun eres muy joven y no has experimentado algo como eso, quizá lo experimentes más adelante o pueda que tengas el privilegio de no experimentarlo, será según nuestro accionar.

Y es que es fácil echar a perder una bonita relación, es fácil arruinar algo que a lo mejor nos costó construir que por diferentes motivos entre ellos las emociones desordenadas, echamos a perder algo que no queríamos perder o que nos dimos cuenta que no queríamos perderlo hasta que lo perdimos.

Hoy quiero dedicar este artículo a todas aquellas personas que creen haber arruinado una relación, creen haber echado a perder una bonita relación o que se sienten culpables de haber fracasado en el ámbito sentimental.

Yugo desigual

Yugo Desigual - el noviazo cristiano

Un Yugo desigual, es un Yugo desigual

Este es uno de esos artículos con los que no me voy a hacer popular entre los solteros y la verdad nunca lo he intentado ser. Pero a nadie le gusta que le digan las cosas tal y como son, más si en juego están los sentimientos.

Personalmente no escribo para quedar bien con alguien en específico, sino que escribo lo que siento del Señor escribir, enseñar, orientar o animar y desde hace varios días he sentido la inclinación a escribir acerca de los yugos desiguales en el amor.

En alguna ocasión ya he escrito sobre ello, pero hoy quiero dedicar un artículo completo a esto que Dios llama (ojo, es Dios, no yo): YUGO DESIGUAL.

¿Y si no es para ti?

Y si no es para ti

¿Y si no es para ti?

Este es uno de esos artículos que me cuesta escribir porque no quiero hacer sentir mal a nadie, pero la verdad es que no escribo para agradar al ojo humano, sino lo que Dios pone en mi corazón y en este día en especial Dios me ha inquietado a escribir sobre este tema, así que ahora me aguantan.

Durante mi experiencia con solteros y solteras me he dado cuenta que a veces existe una insistencia en mantener relaciones que realmente y a simple vista no son de Dios. He visto chicas rogar con lágrimas en sus ojos por tal que el novio no la deje o chicos que han hasta amenazado a sus novias que si los dejan se quitaran la vida. Y es que la verdad es triste ver esas escenas, pareciera que la vida terminara solo porque aquel chico o aquella chica de la cual supuestamente “estas enamorado” no quiere estar más contigo.

Y es que la insistencia de muchos solteros por mantener relaciones que no traen nada bueno los puede llevar al fracaso en la vida, a depresiones anímicas y hasta enfermedades del alma, todo por insistir en una relación que a lo mejor no es la que Dios quiere para ti.

Frente a esto hay una pregunta que quiero hacerles:

¿Qué pasaría si ese chico o esa chica por el que tanto insistes no es para ti?

Este artículo va dedicado a todos aquellos Solteros y Solteras que han llegado en su momento a estar obsesionados por una relación que nunca trajo, no trae y no traerá nada bueno a tu vida.